Agente Naranja, 40 años después. Germán Gutiérrez / by Alejandro Mallado

Aún siguen naciendo niños con malformaciones en Vietnam, como documenta Germán Gutiérrez, y seguimos preocupados porque no tenemos todavía la última pantalla de televisión con HD o un iPad que no usaremos.

El Agente Naranja fue un arma química usada por el ejército norteamericano durante la absurda guerra de Vietnam (si es que hubiera alguna guerra que no lo sea). Si bien en principio fue usada para infectar los campos y cumplir el doble propósito de abrir vías de avance y eliminar suministros alimenticios del enemigo, acabó siendo algo mucho peor, que no sólo resultó mortal para vietnamitas (4 millones de afectados) y los propios soldados americanos, si no que aún hoy continua siendo una maldición en forma de terribles malformaciones para cientos de niños. Germán fue allí para contarlo, fue capaz de acercarse para que tú y yo lo viéramos. En XatakaFoto, donde encontré esta historia, avisan de que las imágenes son fuertes y pueden herir la sensibilidad. Yo creo que ya no nos queda de eso. Nuestros ojos se pierden cada día entre cuerpos espectaculares en cada anuncio y productos de lujo que no necesitamos con masacres en todo el mundo, atentados y desgracias que no mueven nada en nuestras burguesas y mediatizadas tripas. Así que no te lo pido, te lo exijo. Haz click en la foto de cabecera, y mira una a una las fotos de Germán. No te preocupes, dentro de un rato lo habrás olvidado y seguirás con tus preocupaciones. Pero durante un rato te removerás intranquilo, con tantas tonterías que creemos importantes, y quizá algún día tengas ganas de cambiar las cosas.