Flamenco Festival 2015: Sònia Sánchez en el Museum of Contemporary Art de Chicago / by Alejandro Mallado

Sònia Sánchez Martínez, (Sabadell 1974), con más de 30 años de recorrido por el mundo del Flamenco, la danza y la música, lejos de ser una joven creadora y mucho menos, emergente, Sònia Sánchez sigue apostando por su baile, investigándolo y experimentándolo sin descanso.

Sònia, ligada al flamenco desde que nació, decide en el 2002 iniciar una nueva fase de indagación profunda en las formas de enseñanza, creación, composición y transmisión de este arte.

Sin ánimos de olvidar ninguna de las revoluciones que le precede, Sònia Sánchez desarrolla un método ( al que le gusta llamar EKDOTOS) de conocimiento y entrenamiento corporal inspirado en las herramientas del Body Weather (tomadas cuidadosamente de Andrés Corchero y Hisako Horikawa) y el flamenco (que estudió cerca de Ciro, La China y otros tantos). Muchos grupos de personas desde los 4 a los 80 años han tomado contacto con él en diferentes contextos creados en escuelas, bosques, espacios de creación y casas particulares de diferentes puntos de España, Finlandia y Alemania.

Esta práctica lleva sometida casi 10 años a una evaluación y evolución continua e inevitablemente ha dado lugar a un trabajo creativo que se ha ido plasmando, a lo largo de los años, en varios experimentos (EkdotosEste eseste y no otro, Por eso estoy aquí y no allí, El inmediatamente al lado) y piezas escénicas. “Retales”, “23 de mayo” y “Rincones y claros de bosques” fueron las más destacadas y presentadas por los diferentes teatros de Cataluña.

Ahora, desde un punto relativamente álgido, en el que muchas áreas de conocimiento se encuentran integradas en un método, una estética, un fondo de información histórica y teórica y una forma concreta de hacer y percibir, Sònia propone dar continuidad y consistencia a este largo e intenso recorrido, entrando en una fase de transmisión de todo lo adquirido a través de su labor artística y pedagógica. Esta tarea está siendo llevada a cabo desde la escena, a partir de un trabajo puramente compositivo. Es una forma de cerrar toda una década dedicada a la investigación y el desarrollo de su tan peculiar danza, para abrir otra llena de nuevas misiones que darán una continuidad y unas funciones concretas a la tan rica materia obtenida.

Por ello, está siendo necesario pasar por una fase previa de recogida, re-visita y revisión de todos los aspectos y los materiales más significativos del trabajo desarrollado hasta ahora. El 2011/12 están siendo años de preparación para una especie de conclusión que dará lugar a nuevas preguntas; para una aplicación directa del lenguaje y el conocimiento, en la pieza escénica El pliegue, que se presentara en el Mov’s  y en el Dies de Dansa 2012.

Texto por: Patricia Caballero (2012)

Fuente: Blog de Sònia Sánchez