Un brindis / by Alejandro Mallado

Alzo mi copa por un año nefasto, por todo lo que he aprendido a su pesar. Por los golpes maestros y las decepciones, por hacerme ver a trompicones que una caída es menos cuando te ríes de ella. Por los hombres buenos, que los hay, y las mujeres que aún valen la pena. Levanto mi copa por los amigos que nadie más tiene, porque me aceptan como soy y me convierten en su bandera. Por el amor, todo el que recibo y el que me queda por dar. Porque siga viviendo como un niño en un mundo de adultos infelices. Grito un brindis para que la suerte nos persiga, para que el esfuerzo valga la pena, para que los sueños lleguen a quien los persigue. Por mi familia que me levanta siempre, que cree en lo que hago y me impide salir huyendo cuando nada tiene sentido. A vosotros, que con un "me gusta" y un comentario dais impulso, viento y alas a mi pasión y sin daros cuenta me convertís en alguien invencible. Brindo por todo lo que me queda por aprender, por todo lo que os queda por enseñarme, por tanto que quiero compartir con quien me quiera acompañar. Levanto mi copa llena de risas por venir y momentos por grabar en el corazón, y siento por un instante ese espíritu navideño que tan poco significa. Me embarga y me dan ganas de cantar, de abrazaros y de contaros que todo irá bien, que somos diferentes y merecemos un futuro brillante. Brindo por mi, por haber comprendido, de una vez por todas, que estoy donde decido estar. Alzo mi copa esperando que me acompañéis, que tengáis razones para amar la vida, para dedicarme una sonrisa la próxima vez que nos encontremos.

 

Feliz año nuevo a todos. Que nada nos quite la alegría, que todos los días regalemos un abrazo.

 

Suerte!

 

Ale Mallado